8K

Maratones, carreras y running

Nunca tomes estas 5 bebidas antes del entrenamiento

¿Quieres maximizar tu rendimiento en el gimnasio o en cualquier otra actividad deportiva? Entonces debes evitar tomar estas bebidas antes del entrenamiento. Algunas de ellas son obvias, como el alcohol, pero otras bebidas quizás te sorprendan.

Alcohol

Nunca tomes estas 5 bebidas antes del entrenamiento

Es algo obvio. Aunque sea con moderación, hay que evitar tomar bebidas alcohólicas antes de hacer cualquier ejercicio. Además de deshidratar, el alcohol influye negativamente en la toma de decisiones, en el equilibrio y promueve la inflamación.

Es probable que salgas lastimado si bebes alcohol antes de ejercitarte, y ir oliendo a cerveza al gimnasio no está muy bien visto.

Bebidas energéticas que contienen productos lácteos

Hay ciertas bebidas energéticas que incluyen leche entre sus ingredientes. Estas bebidas contienen una gran cantidad de proteínas, hidratos de carbono y grasas, que son más difíciles de digerir. Esto puede causar gases, y las flatulencias en el gimnasio son tan malas como estar 3 días sin ducharte. Si necesitas proteínas antes del ejercicio, prueba con un batido proteico con agua. Este se digiere más rápidamente ya que no tienen grasas ni hidratos de carbono adicionales.

Bebidas de frutas

La mayoría bebidas con sabor a fruta, incluso los naturales, están cargadas de azúcar. Y no queremos tener un pico de azúcar en sangre antes del ejercicio. Antes de comprar un zumo de frutas, mira la cantidad de azúcar que contiene. La mayoría tienen muchísima, pero puedes encontrar algunos zumos con una cantidad menor. Si no puedes renunciar a tu zumo de frutas, mejor tómalo después del entrenamiento.

Refrescos azucarados

Si eres de los que bebes un refresco antes de ir a entrenar, y no sabías que es algo perjudicial, es hora de que te tomes un tiempo para evaluar tu visión del fitness.

Pero incluso las bebidas carbonatadas no azucaradas pueden interferir en tu entrenamiento. Todo tipo de bebidas gaseosas pueden causar dolor abdominal, gases y distensión abdominal. También contienen mucho sodio, que puede favorecer a la deshidratación.

Los edulcorantes artificiales también están presentes, y no son nada beneficiosos para tu salud. Sobre todo el aspartamo, el edulcorante más común. Puede llegar a causar pérdida de memoria, cambios de humor, mareos y cefaleas.

Bebidas deportivas

Esta seguro que no la esperabas. Si se llama bebida deportiva, tiene que ser beneficiosa cuando haces ejercicio, se podría pensar. Lo cierto es que estas bebidas bajas en azúcar y altas en electrolitos, pueden ayudarte a rehidratarte y a recuperarte después de hacer ejercicio. Pero la mayoría de ellas son básicamente sodas sin gas.

Si la tomas antes del ejercicio, obtendrás un subidón de azúcar y luego experimentarás un bajón. También interfiere con las hormonas y aumenta la cantidad de tiempo que tu cuerpo necesita para recuperarse después de hacer ejercicio.

En definitiva, es mejor beber solamente agua, que es lo que tu cuerpo necesita y te está pidiendo.